Talavera

No soy mucho de ir a Talavera, quizá por la eterna (y absurda) rivalidad entre las dos ciudades, y mucho menos de centros comerciales… pero he de reconocer que en el de allí lo saben hacer. No sé si será como reclamo para aumentar ventas o cualquier otra razón, pero es habitual encontrarte con exposiciones en sus pasillos que, cuando menos, no dejan indiferente a nadie, independientemente de gustos.

En mi última visita me encontré con bastantes coches clásicos americanos, aunque eché de menos algunos de los más antiguos (de esos que se suelen ver en películas de la época de la Ley Seca 😉 )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *